LESIONES

Cuatro grandes consejos para el corredor lesionado

Las lesiones son terribles, molestas, dolorosas, algunas cortas y otras muy largas. Sin dudas, son las grandes enemigas de un corredor que desea mejorar.

Lamentablemente, aunque seas el corredor más cuidadoso y prudente, nadie esta exento de sufrir una lesión.

Un accidente hogareño, un tropezón mientras corres, un conductor o ciclista que no te ve mientras corres, es lo único que necesitas para sufrir una lesión y que empiece el calvario.

Como sabemos que es un momento difícil para un corredor, en este artículo te mostraremos 4 grandes consejos para un corredor lesionado.

1.- NO ES EL FIN DEL MUNDO

Una lesión puede impedir que participes de una carrera para la que has estado entrenando duramente; puede hacer que pierdas algunos entrenamientos y/o que pases meses sin poder correr.

Es verdad, todo esto es duro, triste y frustrante. Es casi lo peor que le puede pasar a un corredor, pero no es el fin del mundo.

Siempre que la lesión no impida tu continuidad en el deporte y/o ponga en riesgo tu salud, aún hay una luz en el horizonte. No desesperes ni le des más gravedad al asunto de la que se merece.

2.- TEN PACIENCIA

En muchos corredores, la paciencia es la gran virtud olvidada, son naturalmente impacientes y desean mejorar rápidamente (extremadamente rápido), y suelen caer en sobreentrenamiento o lesiones por sobreuso.

Del otro lado , están los corredores pacientes y metódicos, que trabajan de manera constante y consistente para obtener resultados a largo plazo y son quienes tienen mas posibilidades de tener éxito, aunque no están exentos de lesionarse.

De todas formas, al lesionarse ambos tipos de corredores corren el riesgo de padecer la impaciencia del corredor lesionado, los naturalmente impacientes se volverán mucho mas impacientes y los pacientes comenzarán a perder la paciencia con facilidad.

Ver como pasa el tiempo sin recuperarse, puede crispar los nervios de cualquier persona, pero sobre todo la de un corredor que desea salir a correr (aun más si falta cada vez menos tiempo para una carrera).

La impaciencia puede hacer que quieras volver a correr antes de estar completamente recuperado, y empeore tu lesión; puede hacer que no te detengas a tiempo y continúes corriendo hasta empeorar la lesión; básicamente puede arruinar la psiquis y el espíritu de un corredor (y su forma física si se prolonga).

3.- NO ABANDONES

Las lesiones son un golpe duro para cualquier corredor, y a veces la frustración  puede llenar tu cabeza con pensamientos negativos.

Lamentablemente, son muchos los corredores que deciden abandonar el running después de una lesión; no caigas en esa trampa.

La mayoría de las lesiones comunes de los corredores tienen solución; algunas llevan más tiempo que otras, pero la mayoría no impedirán que sigas teniendo una vida activa y plena.

Si estás pensando en abandonar, no dejes de ver este video y conocer la historia de Arthur Boorman.

4.- HAZ ALGO

Demasiados corredores caen en la trampa de creer que “lesión es igual a no hacer nada”.

Mientras hay lesiones incapacitantes que te impiden utilizar tus piernas y/o hacer actividad física en tu tren superior; hay otras lesiones que te permiten continuar entrenando otras partes de tu cuerpo o realizar otras actividades que te ayudan a mantener la forma física.

Así, muchos corredores pasan de realizar duros entrenamientos, a un sedentarismo absoluto, que no solo no ayuda  a que te recuperes, sino que aumenta las posibilidades de que te lesiones al volver al correr ya que la inactividad puede debilitar partes claves de tu cuerpo.

Algunas veces nuestro cuerpo necesita ayuda para repararse completamente  y determinadas cargas de trabajo pueden ayudar a los tejidos a recuperarse con mayor facilidad.

No seas de esos corredores que no hacen absolutamente nada para recuperarse y permitir a su cuerpo repararse correctamente.

Claro que para determinar con exactitud qué hacer necesitarás de criterio (para que no empeores las cosas) y determinados conocimientos.

Justamente eso es lo que te proponemos, si estás lesionado no caigas en el error de la inactividad (no solo física), analiza, estudia y descubre como puedes ayudar a tu cuerpo a recuperarse mas rápido.

Aun cuando el reposo sea el tratamiento indicado, no hacer absolutamente nada respecto a tu lesión es un grave error. Mientras dure tu lesión es un excelente momento para estudiar y analizar cuales fueron las causas que la generaron y cuales son los errores que cometiste para que así suceda.

flickr photo by durrah03 http://flickr.com/photos/durrah/8637052755 shared under a Creative Commons (BY) license

loading...
Loading...

Comentarios

Previous post

Cuatro asquerosidades que los corredores hacen

Next post

Fitball: Formas en la qué no debes usarla | VIDEO | HUMOR

2142runners

2142runners

2142runners.com es la web donde encontrarás los mejores artículos para corredores que desean correr los 21 km (medio maratón) y los 42 km (maratón).