CONSEJOSLESIONES

Seis consejos para volver a correr después de una lesión

Las lesiones son los grandes enemigos de los corredores, y lamentablemente el riesgo de sufrir una es prácticamente imposible de eliminar.

Puedes tomar todas las medidas preventivas para evitar las lesiones, pero los accidentes existen y por ello, ningún corredor puede estar seguro de que no va sufrir una.

Lamentablemente, durante el año, son muchos los corredores que se ven impedidos de continuar corriendo y deben luchar contra la impaciencia que se genera durante una recuperación.

Algunos corredores se ven obligados a dejar de entrenar por algunas semanas y  otros por meses.

Cuanto mayor cantidad de tiempo dura la falta de entrenamiento, mayor serán la pérdidas de tu forma física y la reducción de tu rendimiento.

Como consecuencia de ello, mayor serán las precauciones que tendrás que tomar para volver a correr después de una lesión.

Para que puedas hacerlo de forma segura y minimizando la aparición de nuevas lesiones, a continuación te damos algunos consejos para retomar la actividad física.

1.- CONSULTA A TU MÉDICO

Para volver a correr después de una lesión que te ha impedido entrenar, es vital que escuches  la opinión de tu doctor y/o terapista.

Cuéntale tus inquietudes y deseos;  qué actividad quieres realizar; cuantos kilómetros te gustaría correr y el terreno en el que correrás.

2.- ANALIZA TU LESIÓN

Para no cometer errores en tu regreso, es vital que analices tu lesión y tengas en cuenta su gravedad y duración. 

También es vital que tengas en cuenta, cuanto tiempo has abandonado la actividad física.

A partir de toda esa información, podrás determinar de forma inteligente la  forma en la que volverás a correr.

Básicamente, una lesión grave cuya rehabilitación ha tardado meses, te obligará a volver a correr de manera mas lenta, cuidadosa y precavida.

Por otro lado, una lesión de una gravedad y duración menor, te dará mas flexibilidad en el regreso.

3.- CAMINAR ES VITAL

Caminar es vital para decidir cuando y cómo realizar tu regreso al running.

Si no puedes caminar sin dolor (no molestia), es una señal bastante clara de que aún no estás listo para regresar.

Sin embargo, es muy importante señalar que, caminar sin dolor, no significa que puedas correr como antes de lesionarte.

Si puedes caminar una hora sin sentir dolor, estarías en condiciones de probar algunos minutos corriendo.

4.- SIN MIEDO, PERO CON PRECAUCIÓN

Durante tus primeros entrenamientos, estarás exigiendo a tu cuerpo y sentirás sensaciones que hace tiempo no sentías.

Si tu lesión ha sido muy grave y la duración de tu parate ha sido larga, será normal que te sientas duro, acartonado y algo molesto.

Siempre que no llegues al dolor, esas sensaciones podrían decirse normales, y debieran desaparecer luego de algunas corridas.

No tengas miedo, pero sé inteligente y corre con precaución; los primeros entrenamientos no tienen que ser exigentes ni en intensidad ni en duración.

De ninguna manera intentes, correr igual cantidad o mas kilómetros o mas rápido de lo que lo hacías antes hasta estar perfectamente reincorporado.

5.- ALTERNAR CAMINAR CON CORRER ES UNA OPCIÓN

No hay nada de malo en que alternes algunos intervalos caminando y otros corriendo; recuerda que estás volviendo a correr después de una lesión.

Cuanto mayor haya sido la duración y gravedad de la lesión, mas útiles y “obligatorios” serán los entrenamientos combinados de caminata y running.

El objetivo debería ser volver a correr aumentando progresivamente la cantidad de intervalos corriendo, hasta lograr la continuidad.

Con paciencia e inteligencia, poco a poco comenzarás a sentirte mas suelto y listo para volver a correr.

RELACIONADO

CONOCE QUE SUCEDE DENTRO DE TU CUERPO CUANDO DEJAS DE CORRER

6.- NO ABUSES

Al lograr el alta médica para volver a correr, seguramente estés deseoso para salir a correr y recuperar el tiempo pérdido; no cometas este error.

Inicialmente deberías correr cada 2/3 días y así darle a tus huesos, ligamentos, tendones y músculos  el tiempo necesario para adaptarse al esfuerzo que significa volver a correr.

Recuerda que hace un tiempo que no corres; con paciencia podrás progresar y aumentar la frecuencia.

IMPORTANTE

No olvides que las claves para volver a correr y no reincidir en una lesión, serán escuchar tu cuerpo, que con sensaciones y dolores te habla constantemente y por supuesto, siempre escucha a los profesionales que te atienden.

Imagen | flickr.com/photos/francisco_osorio/8690295085

loading...
Loading...

Comentarios

Previous post

Consumo de bebidas gaseosas mientras corres

Next post

Tres consejos para correr de noche de forma segura

2142runners

2142runners

2142runners.com es la web donde encontrarás los mejores artículos para corredores que desean correr los 21 km (medio maratón) y los 42 km (maratón).