El sistema aeróbico en los 21 y 42 k | #Rendimiento

553
aeróbico

Para correr un 21k o un 42k, necesitas de una cantidad de energía superior a otras carreras mas cortas, y el sistema aeróbico es el principal sistema energético para estas distancias. 

Cuando corremos, el aporte de energía proviene de dos caminos: aeróbicamente – con oxígeno- y anaeróbicamente – sin oxígeno-.

COMO FUNCIONAN

Cuando corremos a un ritmo relajado, con la inspiración ingresa el oxigeno que es luego absorbido por la sangre cuando atraviesa los pulmones; después, el corazón bombea la sangre enriquecida con oxígeno hacia los músculos.

Allí, se utiliza el oxígeno para convertir a los hidratos  de carbono  almacenados en forma de glucógeno y la grasa, en combustible que pueda ser utilizado por tus músculos.

Sin embargo, cuando el requerimiento de energía es elevado (como cuando corremos rápido) y no alcanza el oxígeno para convertir a la grasa el glucógeno en combustible, tu cuerpo tiene dos opciones: utilizar el sistema anaeróbico u obligarte a necesitar menos energía (te hace bajar el ritmo al que corres o detenerte).

El sistema anaeróbico, funciona de forma diferente: no utiliza oxígeno, es mas rápido y mas limitado.

La rapidez con la que corras y la distancia que cubras determinan el grado de contribución de cada uno de estos sistemas de energía  para alimentar los músculos con combustible.

Cabe resaltar que,  estos dos sistemas no trabajan de manera absoluta, es decir cuando corremos no lo hacemos  100% aeróbicamente o anaeróbicamente (hay influencia de ambos).

EL SISTEMA AERÓBICO Y LOS 21/42 K

Como te adelantamos el sistema aeróbico es clave para las distancias largas. 

Tanto para el medio maratón o el maratón, la contribución energética proviene en un 99% del sistema aeróbico.

Por ello, es tan importante que buena parte de tus entrenamientos para estas distancias sean a ritmo aeróbico, de manera de acostumbrar a tu cuerpo a correr dentro de este sistema.

Justamente, por ello en este tipo de distancias es tan importante incluir entrenamientos de fondoya que sus beneficios y efectos repercuten en forma directa en tu rendimiento en ellas.

Por último, vale destacar un elemento indispensable del sistema aeróbico y muchas veces olvidado por los corredores: la respiración.

La respiración nos acompaña desde que nacemos hasta que morimos, pero al igual que otros procesos de nuestro cuerpo, no nos damos cuenta de su importancia hasta que algo comienza a funcionar mal.

La respiración te permite contar con mayor oxígeno y por ello, tiene efectos importantes en el rendimiento deportivo y en el retraso de la fatiga.

Por ello, no olvides respirar adecuadamente cuando estés corriendo, recuerda que con cada inspiración/expiración estás colaborando con retrasar la fatiga.


Imagen | flickr.com/photos/infomatique/1800873798

Loading...
loading...