Leche y productos lácteos: Posibles riesgos que debes conocer

550
leche
flickr photo by pixellaphoto https://flickr.com/photos/137643065@N06/24299977096 shared under a Creative Commons (CC0) license

La leche y los productos lácteos, forman parte de la alimentación de una buena cantidad de personas.

Leche, quesos, yogures, son solo algunos de los productos lácteos que puedes conseguir en tiendas alimenticias y que seguramente estén dentro de tu heladera.

El aporte nutricional de estos productos es importante y puede ser beneficioso para quienes corren.

La leche y productos lácteos, contienen lactosa, un carbohidrato simple, en cantidades similares a muchas de las bebidas deportivas. Es decir, aportan energía para el corredor.

La leche y los productos lácteos contienen caseína, una proteína catalogada como lenta, ya que la disponibilidad de aminoácidos es más lenta, debido a que al coagularse su digestión lleva mas tiempo.

La leche contiene altas concentraciones naturales de electrolitos, que perdemos cuando corremos y transpiramos.

Solo 250 ml de leche contiene prácticamente la misma cantidad de carbohidratos que el Gatorade (13 gramos vs 15 gramos), una cantidad levemente inferior de sodio ( 133 miligramos vs 115 miligramos) y una cantidad mayor de potasio (431 mg vs 31 mg).

Ahora bien, aunque hasta ahora todo parece positivo, existen algunas consideraciones importantes que quienes consumen leche y productos lácteos en forma excesiva deben conocer.

A continuación, te contamos los posibles riesgos que debes conocer sobre el consumo de la leche y productos lácteos.

CUIDADO: LOS RIESGOS DEL CONSUMO DE LÁCTEOS

1.- LOS LÁCTEOS Y EL CÁNCER

El primer y quizás más importante punto que destacar sobre los riesgos del consumo de los lácteos, es cierta relación que existe con el cáncer.

Al respecto existen Estudios positivos y negativos; algunos señalan cierta promoción al desarrollo de células cancerosas y otros afirman que puede tener un efecto protectivo.

Veamos algunos datos concretos:

CÁNCER DE PRÓSTATA

.- En un interesante Estudio se investigó la proliferación de diferentes células cancerosas como consecuencia de su «exposición» a la caseína, la principal proteína que aporta la leche.

El tipo de célula cancerosa correspondía al cáncer de próstata, de pulmón, de estómago, de mamas y de riñón.

El resultado del Estudio determinó que la caseína no afecta la proliferación de células cancerosas de  pulmón, de estómago, de mamas y de riñón.

Loading...

Sin embargo, los investigadores sí detectaron una promoción de la proliferación de células cancerígenas en la próstata.

En 2015 un grupo de investigadores realizó un meta-análisis de diversos Estudios sobre el incremento de riesgo de cáncer de próstata y el consumo de lácteos.

En el Estudio se analizaron los diferentes Estudios y se los agrupó según el tipo de lácteo consumido.

Para no extendernos en demasía digamos que se observó una relación entre el consumo de leche y productos lácteos con el incremento del riesgo de cáncer de próstata. 

CÁNCER DE OVARIOS

En un meta-análisis donde se analizaron 19 diferentes  Estudios sobre el consumo de lácteos y el riesgo de cáncer de ovarios se obtuvieron positivos resultados.

Las conclusiones del meta-análisis son claras: «la leche baja en grasa, la leche entera, el yoghurt y la ingesta de lactosa no se puede asociar con un mayor riesgo de cáncer de ovario

CÁNCER COLORRECTAL

El cáncer colorrectal es el cáncer del colon o del recto y es uno de los tipos más comunes de cáncer en el mundo.

Aunque la evidencia es mixta, la mayoría de los Estudios indican que el consumo de productos lácteos puede reducir el riesgo de cáncer colorrectal.

CÁNCER DE PANCREAS

En otro meta-análisis, realizado sobre 14 Estudios que represetanban 2212 incidentes de cáncer de pancreas entre 862.680 individutos, los investigadores no encontraron relación entre el consumo de lácteos y el cáncer de pancreas.

CÁNCER DE MAMAS

El cáncer de mama es la forma más común de cáncer en las mujeres. Afortunadamente, diversos Estudios indican que  los productos lácteos no tienen efectos sobre el cáncer de mama.

2.- NO TAN NATURAL COMO PARECE

La leche que la mayoría de las personas consume y que encuentras en los supermercados no es tan «natural» como muchos creen.

La leche comercial es producida por vacas alimentadas con granos y cereales, inyectadas con antibióticos y en algunos países con hormonas que estimulan una producción artificialmente alta de leche.

Después de ser extraída, la leche sufre procesos de pasteurización, homogenización, deodorización y otros tratamientos químicos muy variados.

Aunque en principio todos estos procesos presentan algunos beneficios, resulta importante destacar que quizás la mayor preocupación deberían ser los antibióticos.

Si bien los procesos realizados en las vacas deberían eliminar los rastros de antibióticos en la leche que consumimos, lo cierto es que existen pruebas de que esto puede no ser así (en las referencias te mostramos algunas investigaciones sobre esto).

La presencia de antibióticos en la leche puede provocar efectos adversos en los humanos tales como: alergia, disbacteriosis, sobrecrecimiento, resistencias a los antibióticos y algunos efectos tóxicos.

3.-INTOLERANCIA A LA LACTOSA

Como ya mencionamos anteriormente, el principal carbohidrato en los productos lácteos es la lactosa. 

Al nacer, tu cuerpo produce una enzima digestiva llamada lactasa, que descompone la lactosa de la leche materna. Sin embargo, muchas personas pierden la capacidad de hacer lo mismo  en la edad adulta.

El resultado es que, una buena cantidad de personas en el mundo es incapaz de descomponer la lactosa en la edad adulta, un fenómeno conocido como intolerancia a la lactosa.

Las personas que sufren de intolerancia a la lactosa padecen problemas digestivos cuando consumen productos lácteos. Esto incluyen náuseas, vómitos, diarrea y síntomas relacionados.

Los síntomas de la intolerancia a la lactosa pueden ser leves o severos. Es posible que personas que nunca hayan tenido problemas con la leche o productos lácteos, comiencen a presentar síntomas de intolerancia a la lactosa. Esto es más común a medida envejeces.

No hay cura para la intolerancia a la lactosa, pero sus síntomas se pueden tratar  al limitar o evitar los productos lácteos.

CONCLUSIÓN

La ciencia parece bastante clara respecto a la relación del consumo de lácteos y el cáncer de próstata. En cuanto a otros tipos de cáncer, la relación parece no existir

Sin embargo, el problema del cáncer es que resulta difícil saber qué tipo de cáncer puede afectar  a una persona (más allá de algunas cuestiones genéticas hereditarias). 

Consumir en forma excesiva un alimento que puede aumentar la proliferación de determinadas células cancerígenas y otras no, nos parece un tanto arriesgado y probablemente algo no recomendado. 

Probablemente, muchas personas que los puntos 2 y 3 no son importantes. Sin embargo, es importante recalcar que la resistencia a los antibióticos es un problema latente (mira este video y que son muchas las personas que tienen intolerancia a la lactosa y no lo saben. 

Nuestra sugerencia final: no abuses de las leches y productos lácteos, el consumo moderado parece mucho más recomendable. 

Dairy products, calcium, and prostate cancer risk: a systematic review and meta-analysis of cohort studies. http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/25527754

A Milk Protein, Casein, as a Proliferation Promoting Factor in Prostate Cancer Cells http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4166373/

Dairy products and colorectal cancer risk: a systematic review and meta-analysis of cohort studies. http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/21617020

Dairy products and pancreatic cancer risk: a pooled analysis of 14 cohort studies. http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/24631943

Consumption of dairy products and the risk of breast cancer: a review of the literature. http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/15213021

Illegal Antibiotics Could Be in Your Milk, FDA Finds http://time.com/3738069/fda-dairy-farmers-antibiotics-milk/

Detección de Antibióticos en Leches: Un Problema de Salud Pública  http://www.scielosp.org/pdf/rsap/v11n4/v11n4a09.pdf

 

Loading...