Adelgazar: el error del corredor desesperado

475
corredora

El exceso de peso en corredores es un problema que no se puede negar.

Desde el punto de vista del rendimiento, el exceso de peso, te hace un corredor menos eficiente y económico (te hace gastar mas energía).

Mas allá de las cuestiones energéticas, tener exceso de peso, puede aumentar el riesgo de sufrir lesiones al aumentar la fuerza de los impactos de cada zancada.

Fuera del rendimiento deportivo y las lesiones, el exceso de peso puede ser una señal y/o generador de problemas de salud importantes,  y por eso es vital que controles tu peso.

Sin embargo, es no significa que debas desesperarte por adelgazar a cualquier precio;  conducta que tiende a  contribuir a la comisión de errores graves.

Uno de los peores errores de un corredor desesperado por adelgazar, es eliminar comidas esenciales como la alimentación post-entrenamiento.

EL GRAN ERROR DEL CORREDOR DESESPERADO POR ADELGAZAR

En la búsqueda desenfrenada de bajar de peso y adelgazar, muchos corredores deciden iniciar un plan de adelgazamiento extremo.

Con la intención de bajar de peso rápidamente y recortar el consumo de calorías, muchos de estos corredores intentan eliminar el consumo de alimentos y bebidas después de correr.

Dejar de alimentarte adecuadamente luego de los entrenamientos, no comer ni beber absolutamente nada pensando que así lograrán bajar peso mas rápido,  es un error.

Los alimentos que consumes después de duros entrenamientos, es la que te permite iniciar los procesos de reparación y recuperación, y asimilar los efectos de un entrenamiento.

Si tu objetivo es perder peso y adelgazar, no debes dejar de comer e hidratarte adecuadamente luego de un entrenamiento o competición.

No cometas el error de pensar, «si no como después de entrenar, adelgazaré más», ya que dejarás a tu cuerpo desabastecido de los nutrientes que necesita en el momento que mas los necesita.

Claro que ello no significa que cada vez que terminas de correr necesitas consumir una gran cantidad de alimentos.

Cada entrenamiento que realices generará un desgaste diferente  y por ende, alterará tus necesidades nutricionales posteriores. La intensidad, duración y hasta el clima, son factores a tener en cuenta para definir qué y cuanto comer y beber.

Luego de duros entrenamientos, tu cuerpo necesita de carbohidratos y proteínas para iniciar los procesos de reparación (al correr nuestros músculos sufren microdesgarros que necesitan repararse) y para reabastecer los depósitos de glucógeno (que pueden acabarse luego de largos entrenamientos).

Loading...

Además de proteínas y carbohidratos, tu cuerpo necesita líquido y electrolitos para recuperar los perdidos a través de la transpiración.

Durante los primeros 60 minutos luego del ejercicio (especialmente entre los primeros 15/30 minutos) , existe un período conocido como ” la ventana”, donde los músculos convierten a los hidratos de carbono en glucógeno hasta tres veces mas rápido que en otros momentos, por lo que ingerirlos en estos momentos hará la diferencia en nuestra recuperación.

Dejar de consumir alimentos e hidratarte correctamente luego de duros entrenamiento intentado adelgazar, no solo disminuirá tu rendimiento, sino que también, afectará tu salud y dificultará aún mas el deseado adelgazamiento.

Si deseas bajar de peso y quemar grasa, la clave es una alimentación adecuada que te permita lograrlo, pero de ninguna manera puede significar que no te alimentes cuando terminas de correr.

 Sé inteligente y decide cuales son los mejores alimentos para tí, teniendo en cuenta que cómo ha sido tu entrenamiento/competición.

Por ejemplo, si has corrido 20 minutos, tus requerimientos post-entreno son mucho menores que luego de realizar un fondo de 90 minutos; aliméntate e hidrátate en consecuencia.

flickr photo by Peter Mooney http://flickr.com/photos/peterm7/14336054847 shared under a Creative Commons (BY) license

Loading...