Grasa corporal: Lo que tienes que saber

67
grasa corporal

En mayor o menor medida, todos los seres humanos tienen una buena cantidad de grasa corporal acumulada.

A diferencia de lo que muchos creen, la grasa corporal o tejido adiposo no es mala, sino su excesiva cantidad.

A continuación te contaremos algunos detalles sobre el tejido adiposo que deberías saber.

GRASA CORPORAL: LO QUE TIENES QUE SABER

Aunque muchos creen que el  tejido adiposo no cumple ninguna función, es importante que sepas que es una forma de tejido conectivo que actúa en más funciones de las que crees.  El tejido adiposo está compuesto principalmente por adipocitos, las células grasas.

En los seres humanos, la distribución de tejido adiposo en el cuerpo puede variar en función del sexo. En general, los hombres acumulan grasa alrededor de la cintura, y las mujeres tienden a acumular más grasa alrededor de las caderas que la cintura.

En el cuerpo humano, existen al menos dos tipos de tejido adiposo: el blanco, que almacena energía y el marrón, que genera calor; siendo el primero de estos, el más abundante.

El tejido adiposo, se encuentra principalmente bajo la piel, pero también existen depósitos entre los músculos, en los intestinos, alrededor del corazón, y en otros lugares de tu cuerpo.

El tejido adiposo marrón se encuentra principalmente alrededor de los huesos de la clavícula, el esternón, cuello y espalda superior. Es una especie única de grasa que puede generar calor a partir de la oxidación del tejido adiposo blanco que se encuentra en el estómago, nalgas, caderas y piernas.

El tejido adiposo blanco, el tipo más común y probablemente el que más te molesta, proporciona  aislamiento, sirve como depósito de energía para tiempos de hambre o de un gran esfuerzo (como correr) y forma “almohadillas” entre los órganos para conectarlos y protegerlos.

Así, cuando los músculos y otros tejidos necesitan energía determinadas hormonas se unen a las células adiposas (adipocitos) y desencadenan la hidrólisis de triglicerol, resultando en la liberación de ácidos grasos ricos en energía y glicerol (proceso conocido como lipólisis).

La energía almacenada como tejido adiposo es sumamente útil para un corredor, ya que la energía disponible por gramo de grasa es más del doble de la energía disponible por gramo de carbohidratos o proteínas. Así, un gramo de grasa contiene 9 calorías, mientras que las proteínas y carbohidratos contienen 4 calorías por gramo.

El tejido adiposo blanco también es una fuente de una buena cantidad de hormonas, que tienen diversos papeles en el metabolismo y la función endocrina.

Aunque el tejido adiposo suele ser el mas odiado, su reducción a niveles demasiado bajos puede significar un riesgo alto a tu vida. A partir de niveles de grasa corporal inferiores al 4% el resultado puede ser fatal ya que estos niveles son esenciales para mantener el funcionamiento de tus órganos.

IMPORTANTE:

Es decir que el tejido adiposo, la grasa que tienes acumulada en tu cuerpo, no es en sí misma dañina sino necesaria. Sirve como fuente de energía y para apoyar, conectar, o proteger los órganos de tu cuerpo. Además, tiene funciones endocrinas.

grasa

http://www.faqs.org/sports-science/A-Ba-and-timeline/Adipose-Tissue-Mass.html

Adipose Tissue – http://www.sportsci.org/encyc/adipose/adipose.html

flickr photo by Rupert Taylor-Price http://flickr.com/photos/rupertuk/4159721351 shared under a Creative Commons (BY) license

 

Loading...
loading...