Las 2 hormonas que regulan tu apetito

273
hormonas apetito

El apetito es la forma de tu cuerpo de pedirte comida.

A veces pasan horas sin que sientas la necesidad de comer y a veces después de algunos minutos sientes apetito.

En este artículo, vamos a contarte cuáles son las dos principales hormonas que regulan tu apetito y que definen cuando sientes hambre y cuando no.

LAS HORMONAS QUE REGULAN TU APETITO

Las hormonas son sustancias segregadas por diferentes partes de tu cuerpo, y cuyo fin es el de influir en la función de otras células.

Básicamente, se suele decir que las hormonas son mensajeras que viajan por tu sangre e indican a otras partes de tu cuerpo qué hacer o dejar de hacer.

Entre las múltiples hormonas que han circulando por tu cuerpo, hay dos que tienen un rol predominante a la hora de regular tu apetito: la leptina y la grelina.

La leptina es una hormona segregada por las células del tejido adiposo (la grasa de tu cuerpo) y detectada por receptores en el hipotálamo (una región de tu cerebro).

Cuando comemos, las células grasas en nuestro cuerpo liberan leptina, lo que produce una reducción de tu deseo y motivación para seguir comiendo.

Luego de algunas horas desde que terminaste de comer, los niveles de leptina disminuyen y comienzan a aumentar los niveles de otra hormona, la grelina.

La grelina,  es una hormona que segrega el aparato digestivo cuando  pasas algunas horas sin consumir alimentos y tu estómago está vacío.

Lo que hace la grelina es estimular la ingesta de alimentos al actuar sobre varios centros reguladores del  peso corporal: incluyendo el hipotálamo, cerebelo, y el sistema de recompensa.

Normalmente, los niveles de grelina son altos antes de comer (por ello sientes apetito) y después de comer se reducen al máximo.

La grelina no sólo estimula el cerebro para que sientas apetito, sino que también favorece la acumulación de grasa localizada en la región abdominal (los famosos michelines).

Un buen funcionamiento de estas hormonas y sus receptores, hará que luego de horas sin comer, sientas apetito; y luego de comer, dejes de tenerlo.

Si no hubiera leptina, tu alimentación sería incontrolada e incansable. Comerías sin para.Si no hubiera grelina, no comenzarías a sentir apetito.

En personas saludables, si hay leptina y los receptores son sensibles a la misma, se inhibe la alimentación.

The role of leptin and ghrelin in the regulation of food intake and body weight in humans: a review. (Klok et al) http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/17212793

Appetite regulation and weight control: the role of gut hormones (Perry y Wang)  http://www.nature.com/nutd/journal/v2/n1/full/nutd201121a.html

Loading...
loading...