4 Mitos de la frecuencia cardíaca que debes conocer

584
frecuencia cardiaca mitos

Tu corazón es vital para el funcionamiento de tu cuerpo y alrededor de él suelen haber mitos peligrosos. Vamos a DESTRUIR  los 4 grandes mitos de la frecuencia cardíaca.

1.- NO NECESITAS MEDIR TU FRECUENCIA CARDÍACA EN REPOSO

Muchas veces recomendamos conocer la frecuencia cardíaca en reposo, pero no dejamos de escuchar “no es necesario” o “no sirve de nada”. Gran error!

Tu corazón late las 24 horas del día, todos los días de tu vida. Eso ya lo sabes.

Según la actividad que estés realizando, tu corazón late de una manera u otra. Si corres o entrenas en el gym, late rápido. Si estás tirado en el sofá, late más lento.

La frecuencia cardíaca en reposo  refiere a la cantidad de latidos que tu corazón tiene mientras estás en un estado de reposo (sin moverte). 

Tus pulsaciones en reposo proporcionan una visión general de tu salud cardiovascular. Conocerla es importante y mucho más para un runner.

2.- LAS PALPITACIONES SON SÍNTOMA DE ENFERMEDAD CARDIOVASCULAR

No se trata de que te relajes, pero tampoco que te asustes. Las palpitaciones no tienen porqué ser el síntoma de enfermedad cardiovascular.

Cuando tu corazón late en un patrón irregular, estás  teniendo lo que se llama palpitaciones. Pueden sentirse como que si tu corazón se saltó un ritmo o se acelera. O puede parecer un breve aleteo o un golpeteo en el pecho.

La mayoría de las veces estas sensaciones no ponen en peligro la vida. Aunque debes estar atento no debes asustarte.

Muchas cosas pueden causar palpitaciones:

.- Alcohol

.- Cafeína

.- Ejercicio

.- Estrés

.- Deshidración

.- Algunas medicaciones

.- Fiebre

.- Trastornos de la tiroides

.- El tabaquismo

3.- ENTRENAR CON UNA FRECUENCIA CARDÍACA ALTA ES MEJOR

Entrenar conociendo tu frecuencia cardíaca presenta algunos beneficios interesantes y por eso es una técnica muy utilizada.

Para correr en base a tu frecuencia cardíaca, es importante que conozcas tu frecuencia cardíaca máxima, que consiste en el número máximo al que tu corazón puede latir sin colapsar.

Generalmente lo puedes sacar en una carrera corta, en un entrenamiento de cuestas, etc. Esa será tu frecuencia cardiaca máxima (FCmáx.), que te servirá para saber a qué intensidad correr.

Dentro de tu plan de entrenamiento, es importante que incluyas entrenamientos dentro de diferentes zonas; si todos tus entrenamientos son en zona 1 (un ritmo muy lento), a la larga te estancarás; si todos tus entrenamientos son en las zonas 4/5, inevitablemente caerás en sobreentrenamiento y/o te lesionarás.

Dependiendo de la filosofía de entrenamiento, los objetivos, fase del entrenamiento y antecedentes del corredor, es la forma en que se introducen las zonas de entrenamiento dentro de un plan.

4.- SI MI FRECUENCIA CARDÍACA ES NORMAL, MI PRESIÓN TAMBIÉN

A veces, tu ritmo cardíaco y su presión arterial van de la mano. Por ejemplo, cuando se ejercita, o se enoja o se asusta, ambos suben.

Pero no siempre están vinculadas. Si tu ritmo cardíaco es normal, su presión arterial puede no serlo.

La presión sanguínea es la fuerza que se aplica contra las paredes de las arterias cuando el corazón bombea la sangre al cuerpo. La presión está determinada por la fuerza y cantidad de sangre bombeada y el tamaño y flexibilidad de las arterias.

Es decir, ambos valores son diferentes y no siempre van de la mano.

Loading...
loading...
  • 19
    Shares
  • 19
    Shares