4 Mitos sobre PERDER PESO destruidos por la ciencia

688
MITOS ADELGAZAR

¿Quieres adelgazar y lees y escuchas miles de consejos por todos lados? Lamentablemente, muchas de las cosas que escuchas son falsos mitos.

A continuación, te mostramos los 4 mitos sobre perder peso que pese a haber sido destruidos por la ciencia, seguimos escuchando una y otra vez.

MITO N° 1: PUEDES ELIMINAR LA GRASA LOCALIZADA

El sueño de muchas personas es poder eliminar la grasa de determinadas zonas del cuerpo.

Hacer una dieta o tomar un suplemento para quemar la grasa de los michelines o la cadera, suele ser el deseo de muchos.

Pese a lo que muchas marcas de productos y suplementos pueden prometerte, lo cierto es que es un FALSO MITO.

En un Estudio  realizado por la Universidad de California se analizaron los brazos de jugadores de tenis.

El motivo por el cual se utilizaron tenistas es que constituyen una población cuyos brazos han sido sistemáticamente sometidas a elevadas cantidades de ejercicio durante varios años.

Teniendo en cuenta que la mayoría de los jugadores de tenis tienen un brazo dominante, si el ejercicio sirviera para eliminar grasa de forma local se podría esperar que ese brazo tuviera menor cantidad de grasa subcutánea.

Sin embargo, cuando los investigadores midieron el espesor de la grasa subcutánea en puntos específicos a lo largo de los brazos de los jugadores, no se encontraron diferencias estadísticamente significativas entre los brazos derecho e izquierdo.

En un Estudio de la Universidad de Connecticut, 104 participantes completaron participaron de un programa de entrenamiento de fuerza en la que se entrenaba su brazo no dominante.

Del análisis de resonancias magnéticas surgió que la pérdida de grasa subcutánea antes y después del programa tiende a generalizarse y no sólo se producen en el brazo entrenado.

En un Estudio de 2013 se solicitó a los participantes la realización de ejercicios en prensa usando su pierna no dominante.

Durante 12 semanas los participantes entrenaron 3 veces por semana con muy poco peso pero con muchísimas repeticiones (hicieron entre 960 y 1200 por sesión de entrenamiento).

Al terminar las 12 semanas, los investigadores no encontraron ningún cambio significativo en la cantidad de grasa en la pierna entrenada (hubo disminución en la parte superior del cuerpo pero casi no hubo en la pierna que fue entrenada).

En base a estos Estudios (y otros tantos que hemos revisado), podemos afirmar que no resulta posible eliminar la grasa en forma localizada.

Entrenar una parte de tu cuerpo (por ejemplo tus abdominales), te puede ayudar a tonificar tus músculos y quemar calorías, pero no te ayudará a eliminar la grasa localizada en esa zona.

MITO N° 2: PARA ADELGAZAR  NO DEBES COMER GRASAS

Aunque muchos corredores que buscan bajar de peso creen que eliminar los alimentos ricos en grasas es la solución a sus problemas, esto es un gran error.

Pese a que las grasas suelen tener mala fama y ser las supuestas “culpables” de muchos problemas de salud, es importante saber que existen muchos alimentos que aportan grasas que son buenas y necesarias para la salud de las personas, y muy importantes para el rendimiento de los corredores.

Asimismo, existen múltiples Estudios que han demostrado que en personas con sobrepeso u obesidad llevar una dieta alta en grasa y baja en hidratos genera una mayor pérdida de peso.

Vale destacar que en muchos casos también se encontró, una mejora en marcadores importantes de la salud, como el colesterol, los trigliceridos, resistencia a la insulina, etc.

Claro que ello no significa que tengas que llenar tu alimentación diaria de alimentos grasos (frituras y comida basura), sino que debes realizar elecciones inteligentes que te permitan incluir alimentos nutritivos.

En un Estudio,  132 participantes obesos fueron divididos en dos grupos que llevaron dietas diferentes durante 6 meses:

1) dieta baja en grasa y con restricción calórica.

2) dieta baja en hidratos  de carbono.

Los investigadores observaron que el grupo que llevó una dieta baja en hidratos de carbono (y alta en grasas) perdió 5.8 kilogramos, mientras que el grupo que consumió menos grasas perdió solo 1.9 kilogramos.

MITO N°3: MUCHAS COMIDAS AL DÍA QUEMA MÁS CALORÍAS

Otro de los típicos mitos sobre perder peso es que comer varias comidas pequeñas quema más calorías.

Sin embargo, este mito ya ha sido destruido en diversos Estudios.

En uno de ellos, los investigadores compararon los efectos de comer 5 comidas durante el día vs 2 comidas.

Los participantes, consumieron la misma cantidad de calorías (sin importar la cantidad de veces que comieron durante el día) y los investigadores monitorearon su gasto energético.

Los resultados del estudio revelaron que la cantidad de comidas al día no tuvo ningún  efecto en la cantidad de calorías que utilizaron durante las 24 horas posteriores.

Es decir, consumir una mayor cantidad de comidas al día, no generó un mayor gasto calórico que menos comidas.

Cómo consecuencia de ello, los investigadores señalaron que ni el tamaño ni la frecuencia de las comidas afectaron la cantidad de calorías que se “queman” durante el día.

Asimismo, al consumir una mayor cantidad de comidas durante el día, los investigadores detectaron una elevación de valores de marcadores de inflamación que podrían aumentar el riesgo de sufrir enfermedades cómo la diabetes de tipo 2.

MITO N° 4: CENAR DE NOCHE TE IMPIDE ADELGAZAR

El cuarto y último mito que no podemos dejar de resaltar es el que dice que si cenas no podrás adelgazar.

Lo cierto es que no importa a qué hora del día comes. Lo que permite o dificulta que adelgaces, es la cantidad de actividad física que realizas durante el día y lo que comes  (calidad y cantidad) durante el día. 

Para  perder peso necesitas que la cantidad de calorías que gastas al día sea mayor que la cantidad de consumes. Para ello, puedes consumir menos calorías en tu alimentación diaria y/o hacer actividad física para gastar una mayor más elevada.

La capacidad de tu cuerpo para ganar peso surge de lo que comes y cuánto, no de  cuando lo haces.

Veamos qué dice la ciencia al respecto. Al respecto, es importante señalar los resultados de un Estudio realizado en Israel.

En el Estudio de 6 meses, los científicos compararon las personas que comían su comida más grande en el desayuno con aquellos que comieron su comida más grande en la cena (a las 8 p.m. o más tarde).

Los participantes que tuvieron su mayor comida por la noche, no sólo perdieron más grasa, sino que también experimentaron más plenitud a lo largo de todo el Estudio  y vieron cambios más favorables en sus hormonas de pérdida de grasa.

En comparación con los participantes que comieron más por la mañana, los que comían en la noche

.- Tenían menos deseos de comer y estaban más satisfechos con sus comidas.

.- Perdieron 11 % más de peso.

.- Tuvieron un 10% por ciento mayor cambio en la circunferencia abdominal.

.- Perdieron un 10,5 por ciento más de grasa corporal.

Sin embargo,  esto no quiere decir que debas comer  exageradamente por la noche. Lo que demuestra el Estudio es que comer de noche  no es malo a la hora de aumentar de peso.

Loading...
loading...

Mitos sobre PERDER PESO destruidos por la ciencia

Thickness of Subcutaneous Fat and Activity of Underlying Muscles http://annals.org/article.aspx?articleid=685223

Subcutaneous fat alterations resulting from an upper-body resistance training program. http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/17596787

Regional fat changes induced by localized muscle endurance resistance training. http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/23222084

A Low-Carbohydrate as Compared with a Low-Fat Diet in Severe Obesity (Samaha et al) http://www.nejm.org/doi/full/10.1056/NEJMoa022637

Greater weight loss and hormonal changes after 6 months diet with carbohydrates eaten mostly at dinner. http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/21475137

Loading...
loading...