Proteínas antes de entrenar: dos razones para no consumirlas

299
corredora

Las proteínas son nutrientes claves para los corredores ya que, desempeñan un papel fundamental para el funcionamiento de nuestro cuerpo; son imprescindibles para el crecimiento y reparación de tejidos (cómo los músculos) y realizan una enorme cantidad de funciones diferentes.

Cada célula en el cuerpo humano contiene proteínas y por eso es una parte muy importante de la piel, los músculos y demás órganos de un corredor.

Las proteínas están en un continuo proceso de renovación, por un lado se degradan hasta sus aminoácidos constituyentes y, por otro, se utilizan estos aminoácidos junto con los obtenidos de la dieta, para formar nuevas proteínas en base a las necesidades del momento.

Un corredor con una elevada carga de entrenamiento (como los corredores de medio maratón y maratón), tienden a necesitar un consumo mayor de proteínas que una persona sedentaria.

Sin embargo, eso no significa que debas consumirlas antes de salir a correr y por ello, te explicaremos las dos razones por las que no te conviene hacerlo.

I.- PUEDEN HACERTE SENTIR PESADO

Al comer alimentos ricos en proteínas o suplementos que las contengan, nuestro cuerpo dará inicio a los procesos necesarios para poder utilizarlas (necesitamos digerirlos)  y esos procesos llevan tiempo.

La digestión de las proteínas busca reducirlas a aminoácidos;  que una vez absorbidos se transportarán a las células, donde se pueden mezclar y combinar de diversas formas para crear las diferentes proteínas que nuestro cuerpo necesita.

El proceso comienza en la boca  al ingerirlas, continúa en el estómago y termina en el intestino delgado.

Todo este proceso lleva tiempo y por ello, no recomendamos que consumas proteínas inmediatamente antes de correr, ya que aumentarán las posibilidades de que sufras molestias estomacales que te impidan correr con tranquilidad.

II.- POCA IMPORTANCIA ENERGÉTICA

Para correr tu cuerpo necesita de energía y para obtenerla, tu cuerpo utiliza principalmente dos sustratos energéticos: la grasa y los carbohidratos.

Para que siempre tengas energía disponible para poder realizar tus actividades diarias, tu cuerpo almacena reservas que puede utilizar cuando las necesita.

Las grasas predominan cómo sustrato energético cuando corres a ritmos lentos, mientras que los hidratos predominan cuando corremos a velocidades elevadas.

En un entrenamiento o una carrera, las proteínas realizan un escaso  aporte energético y por ello no son necesarias para correr mas rápido o mayores distancias.

flickr photo by Fort Meade http://flickr.com/photos/ftmeade/18923100905 shared under a Creative Commons (BY) license

Loading...
Loading...