corriendo con bolsas

Correr abrigado cuando hace calor: El gran beneficio

De vez en cuando, mientras corremos solemos ver personas que corren sumamente abrigadas en días cálidos. Algunos usan bolsas, otros buzos  y otros muchas camisetas.

Algunos lo hacen creyendo que van a adelgazar, cuando lo que en realidad hacen es aumentar la pérdida de líquido, pero otros tantos lo hacen por una razón muy justificada, inteligente y recomendada.

A continuación  te contaremos en qué caso puede resultar conveniente correr abrigado aunque haga calor. Antes de comenzar a insultarnos y decir que estamos locos, te invitamos a seguir leyendo.

CORRER ABRIGADO AUNQUE HAGA CALOR: ¿CUANDO RESULTA CONVENIENTE HACERLO?

La temperatura corporal  es el estado físico en el que los órganos internos y sistemas corporales funcionan a un nivel óptimo. Esta temperatura corporal ideal ronda alrededor de los 37.7 ° C (98.6 ° F).

Afortunadamente, el rango de temperaturas que tu cuerpo puede manejar no es tan rígido, aunque cuanto más cerca a esta temperatura “ideal” mejor será.

Cada ser humano posee factores fisiológicos individuales que contribuyen a la variabilidad de una temperatura corporal saludable, incluyendo la tasa metabólica basa ( la tasa en la el cuerpo consume energía mientras está en reposo), las condiciones físicas, tales como el embarazo, y la ingestión de diversos medicamentos.

si tu temperatura corporal comienza a elevarse por encima de los 37 grados,  el hipotálamo toma una acción opuesta a la empleada en condiciones de frío extremo.

Aquí, el hipotálamo dá señales para que se produzca un aumento en el volumen de sangre y se envía la sangre caliente hacia la superficie de la piel para promover su enfriamiento.

El cuerpo también busca disipar el aumento de calor interno mediante la promoción de la producción de mayores cantidades de la transpiración.

Entonces, si tu cuerpo necesita trabajar a una temperatura equilibrada , ¿cuál es el sentido de hacer subir aún más la temperatura corporal abrigándote cuando hace calor en el ambiente?

La respuesta es simple y no tiene nada que ver con adelgazar, sino meramente con el rendimiento deportivo en un evento deportivo en el que sabrás que estarás expuesto a temperaturas similares a las que estás acostumbrado a entrenar. 

Es decir, imagina que las temperaturas en tu ciudad son frescas o medianamente calurosas , pero en un par de meses vas a correr un maratón en otra ciudad o país donde las temperaturas rondarán en los 30/40 grados.

El gran beneficio de entrenar abrigado cuando ya hace algo de calor en tu ciudad es permitir la aclimatación, un proceso que consiste en intentar que nuestro cuerpo se acostumbre a correr ante determinadas circunstancias climáticas no habituales intentando exponerlo al clima en el que correremos.

LA ACLIMATACIÓN

El fundamento básico de la aclimatación es que la exposición crónica a un factor de estrés provoca adaptaciones que mejoran la tolerancia al objeto estresor.

Entonces, para aclimatarnos al calor (el estresor), deberíamos buscar exponernos al factor de estrés (correr en altas temperaturas).

Aunque la teoría tiene lógica y seguramente muchos corredores notarán las diferencias en las sensaciones entre las primeras y las últimas corridas en altas temperaturas, es bueno analizar si la aclimatación resulta efectiva o es una cuestión meramente psicológica.

Para ello, un interesante Estudio  intentó determinar los efectos de la aclimatación durante 9-12 días a una temperatura ambiente de 40º centígrados.

De la comparación del grupo que realizó aclimatación y el grupo que no la realizó, los investigadores detectaron:

– Un aumento significativo de la resistencia promedio en el grupo que realizó la aclimatación (pasó de 48 minutos a 80 minutos).

– Una menor tasa de aumento de la frecuencia cardíaca en el grupo que realizó la aclimatación.

– Un menor aumento de la temperatura corporal y un aumento de la sudoración en el grupo que se aclimató.

– Un aumento del volumen sanguíneo en el grupo que se aclimató.

– El agotamiento en ambos grupos apareció cuando la temperatura corporal llegó a los 39,7 º centígrados (el grupo que se aclimató tardó mas en llegar a esta temperatura).

CONSEJOS PARA HACERLO DE FORMA SEGURA

Para aquellos corredores que saben que van a estar expuestos a altas temperaturas en una determinada competición, el uso de ropa extra puede ser una técnica válida para aclimatar el cuerpo.

Sin embargo, es importante que sepas que correr con ropa extra, inevitablemente elevará tu temperatura corporal y aumentará la tasa de sudoración, pudiendo someterte al riesgo de un golpe de calor y/o deshidratación.

Por ello, es vital que seas inteligente en la forma de practicar estas técnicas. Algunos consejos básicos:

.- Hazlo de forma progresiva. No salgas de un día para el otro a realizar un fondo con completamente abrigado. Empieza con períodos cortos y siempre teniendo en cuenta como te vas sintiendo.

.- Hidratación: Hidrátate correctamente antes de salir a entrenar, durante y después. Utilizar esta bebida resulta muy efectivo.

.- Utiliza sistema de capas: Si sientes demasiado calor, detenerse es una opción. Utilizar un sistema de capas, te permitirá sacarte alguna capa y evitar continuar elevando tu temperatura corporal.

[wc_box color=»primary» text_align=»left»]

IMPORTANTE

Este sistema es extremo y requiere de mucha inteligencia y prudencia.

Tiene riesgos, pero hecho de la forma correcta no debería presentar más riesgos que lo que significa correr una carrera con una temperatura ambiental de 30/40 grados.

 

Consejos para entrenar con calor extremo

Loading...
Tonifica tus ABDOMINALES en 9 minutos [SIN HACER CRUNCHES]QUIERO VER