DESGARRO MUSCULAR (rotura fibrilar): Tratamiento y recuperación

2754
DESGARRO MUSCULAR

¿Sufriste un desgarro muscular? ¿Quieres saber como tratar la rotura fibrilar y así recuperarte más rápido? Te contamos todos los secretos!

QUÉ ES UN DESGARRO

Los desgarros son cosa seria; son dolorosos, llevan tiempo en la recuperación y en la mayoría de los casos te obligarán a dejar de practicar tu actividad física favorita.

El desgarro es una lesión donde existe rotura de las fibras musculares y donde deberás darle tiempo y nutrientes a tu cuerpo para reparar el daño.

Los desgarros generalmente ocurren como resultado de la fatiga, el uso excesivo o el uso inadecuado de un músculo.

La rotura fibrilar pueden ocurrir en cualquier músculo, pero las zonas más comunes son:

❱ La espalda baja

❱ El cuello y hombros

❱ Isquiotibiales que es el músculo detrás del muslo.

Un desgarro causa  dolor y puede limitar el movimiento dentro del grupo muscular afectado.

Veamos un poco más de esta maldita lesión. Antes es importante conocer un poco más a “los músculos”.

❱❱❱ Tipos de músculos

Aunque es normal ver a los músculos como una unidad (el biceps, el cuadriceps, los abdominales, etc), cada músculo esta compuesto por muchísimas fibras musculares, cuyas contracciones en forma conjunta generan los movimientos.

En nuestro cuerpo existen tres tipos de músculos:

a) El cardíaco se encuentra en nuestro corazón;

b) El músculo liso que controla las funciones involuntarias como la digestión y la presión arterial

c) El músculo esquelético que mueve nuestro cuerpo.

Por último, vale destacar que una de las características importantes del tejido muscular es que está formado por células post-micóticas, que son aquellas incapaces de proliferar o “reproducirse”, por lo que la reparación de los daños musculares está en cierta medida limitada.

fibras musculares

❱❱❱ Qué pasa en tu cuerpo cuando un músculo se daña

La capacidad del tejido muscular para lograr una reparación funcional completa depende del tipo y la gravedad del daño sufrido.

La mayoría de los tipos de lesiones musculares suelen seguir estas fases: 1) fase inflamatoria y degenerativa aguda; 2) fase de la reparación y 3) fase de remodelación.

Ante un daño en tus músculos,  las células inflamatorias entran en acción: los macrófagos, son enviadas al sitio de la lesión y eliminan áreas del tejido dañado y lo que haya de sangre acumulada. Más tarde, los fibroblastos producen tejido de granulación.

Aunque las fibras musculares esqueléticas no pueden reproducirse a sí mismas, una pequeña población de células musculares satélite que se encuentran inactivas en las membranas celulares pueden colaborar con la reparación.

Ante la aparición de un daño muscular,  las células satélite se activan, proliferan y producen células satélite adicionales y células musculares mononucleares que resultan similares a mioblastos embrionarias (células que participan de la formación de tejido muscular).

Estas nuevas células musculares mononucleares, se fusionan con el tejido muscular existente y de esta manera se comienza a reparar la zona dañada.

Ante daños musculares de importancia (como un desgarro) donde los extremos de las fibras musculares están muy distanciadas, tu cuerpo utiliza tejido conectivo para ocupar el espacio.

Esta cicatriz de tejido conectivo, no tiene las mismas propiedades contráctiles de las fibras musculares y puede ser un problema y/o causa de futuras lesiones.

Un músculo severamente dañado, nunca volverá a ser el mismo que antes.  

QUÉ HACER DESPUÉS DE UN DESGARRO

Hay diferentes tipos de desgarros. Algunos serán leves y otros severos.

La gravedad de la rotura fibrilar tendrá efectos directos en el tratamiento y la recuperación.

Veamos las técnicas de recuperación esenciales para un desgarro leve a moderado.

❱❱❱ Reposo

Evita usar tus músculos por algunos días, especialmente si el movimiento causa un aumento en el dolor.

Sin embargo, no abuses del reposo. Descansar demasiado puede hacer que tus músculos se debiliten  y así, prolongar el proceso de curación.

Después de un par de días, comienza lentamente a usar el grupo muscular afectado, teniendo cuidado de no exagerar.

❱❱❱ Comprime

Para reducir la hinchazón, envuelve el área afectada con una venda elástica

Ten cuidado de no comprimir demasiado el área. Hacerlo puede reducir tu circulación sanguínea.

❱❱❱ Consume anti-inflamatorios sin exagerar

Usa un medicamento anti-inflamatorio, como el ibuprofeno.

Esto ayudará a mantener el dolor y la hinchazón bajo control.

También puedes usar sustancias naturales como la CÚRCUMA.

❱❱❱ Aplica calor

Pasados los 3/4 días, aplica calor al músculo varias veces al día.

Esto ayudará a llevar la circulación sanguínea al área para la curación.

3 VITAMINAS QUE TE AYUDARÁN A RECUPERARTE MÁS RÁPIDO

Teniendo en cuenta esto, a continuación te contaremos como tu cuerpo trabaja en la reparación de una lesión muscular y cuáles son las 3 vitaminas que pueden ayudarte en tu recuperación.

❱❱❱ VITAMINA C

La vitamina C es una de las vitaminas importantes para los corredores e incluir alimentos que la contengan resulta una estrategia inteligente para mejorar tus rendimientos y mantenerte saludable.

Lamentablemente, los seres humanos no poseen la capacidad enzimática de producir vitamina C, lo que quiere decir que debes incluirla en tu alimentación diaria o consumirla a través de suplementos.

La vitamina C es  hidrosoluble lo que significa que se disuelve en agua y lo que consumes de más se elimina por la orina.

Aunque pocos corredores lo saben, desde 1937 hay buenos indicios de la efectividad de la vitamina C en la curación y recuperación.

Al respecto,  dos cirujanos de la Escuela de Medicina de Harvard publicaron un artículo en una revista médica sobre la deficiencia de la vitamina C y la cicatrización de heridas.

Estos médicos señalaron que la ruptura espontánea de las heridas quirúrgicas en ausencia de infección se produce con relativa frecuencia en muchos pacientes, y conectaron a esta consecuencia con  pacientes que tienen niveles bajos de vitamina C.

Su recomendación fue la administración de vitamina C .

Sin embargo, esto no es todo. Otro Estudio realizado al respecto, recomendó saturar el cuerpo con grandes dosis diaria de vitamina C (1.000 mg) durante tres días antes de la cirugía, y luego mantener estos altos niveles mantenidos con dosis suplementarias durante el período de cicatrización. Este Estudio concluyó que grandes dosis de vitamina C son de suma importancia para la curación de heridas (Hunt, Alan H., Enero 1941).

El motivo de la efectividad de la vitamina C, se debe a que  juega un papel crítico en la formación de colágeno, y el colágeno es el componente principal del tejido conectivo.

Además, la vitamina C también funciona como un antioxidante para limitar el daño de los radicales libres a los tejidos y aumenta el crecimiento de células de fibroblastos y condrocitos, que producen  fibras de tejido conectivo y cartílago.

Alimentos que contienen VITAMINA C son:

❱❱❱ Naranja

❱❱❱ Brócoli

❱❱❱ Repollo rojo

❱❱❱ Pimiento verde y rojo

❱❱❱ Kiwi

❱❱❱ Coles de Bruselas

❱❱❱ VITAMINA D

La vitamina D es una vitamina soluble en grasa que se encuentra de forma natural en algunos alimentos y se sintetiza en el cuerpo después de la exposición a la luz solar.

La vitamina D actúa como una hormona en el cuerpo y hay receptores de vitamina D en todo el cuerpo.

La vitamina D regula el funcionamiento neuromuscular  e influye en la síntesis de proteínas (proceso esencial en la recuperación de un desgarros).

Personas con bajos niveles de vitamina D tienden a sufrir de disminución de la fuerza, debilidad y atrofia muscular.

❱❱❱ VITAMINA E

La vitamina E es un antioxidante, lo que significa que protege al tejido corporal del daño causado por sustancias llamadas radicales libres, que pueden dañar células, tejidos y órganos.

Tu cuerpo necesita vitamina E para ayudar a mantener el sistema inmunitario fuerte frente a virus y bacterias.

En un interesante Estudio, se demostró que   la vitamina E es esencial en la reparación de las membranas plasmáticas de las células , lo que significa que sin un suministro adecuado esta vitamina, las células (como las de tus fibras musculares)  no pueden repararse adecuadamente después sufrir daños.

The antioxidant requirement for plasma membrane repair in skeletal muscle. http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/25843658

Loading...
loading...
  • 13
    Shares
  • 13
    Shares