Hombres vs. Mujeres: Tres diferencias musculares

2608
músculos
flickr photo by SandyJo Kelly. http://flickr.com/photos/ntxpeach68/6785168533 shared under a Creative Commons (BY) license

Sin entrar en debates sexistas sin sentido, desde un punto de vista puramente anatómico y fisiológico los hombres y mujeres son diferentes.

Ni mejores, ni peores, ambos sexos tienen diferencias y en el artículo de hoy, deseamos contarte las tres principales diferencias a nivel muscular.

HOMBRES vs. MUJERES: DIFERENCIAS MUSCULARES

El tejido múscular esquelético son los músculos que todos los corredores conocen, los cuadriceps, los abdminales, los isquiotibiales, etc.

Se llama “músculo esquelético” debido a que la mayoría están directamente relacionados con los huesos y son los que permiten el movimiento de tus huesos (y así de tu cuerpo).

Son músculos que funcionan principalmente con contracciones voluntarias pero que pueden contraerse en forma involuntaria (como cuando estornudas).

DIFERENCIAS EN EL TAMAÑO Y  TIPO DE FIBRA

Aunque nosotros vemos a los músculos como una unidad (el biceps, el cuadriceps, los abdominales, etc), cada músculo esta compuesto por muchísimas fibras musculares, cuyas contracciones en forma conjunta generan los movimientos.

Las fibras musculares son las células que componen los músculos y tienen la habilidad de contraerse y relajarse en respuesta a los mensajes de nuestro sistema nervioso central.

Cada músculo esquelético (cuadriceps, gemelos, etc) contienen fibras musculares de 3 tipos (de contracción lenta, de contracción moderadamente rápida y de contracción rápida),  pero no todos los corredores tienen la misma distribución de estas.

En general, los músculos esqueléticos de los hombres son más grandes y algunos (como los cuadriceps) poseen una mayor área proporcional de fibras musculares rápidas (tipo II) que las mujeres.

FUERZA DE LAS CONTRACCIONES

El conjunto de los músculos de los hombres son generalmente más fuertes y poderosos que los de las mujeres.

Comparando el biceps braquial (músculo del brazo) y el vasto lateral (uno de los músculos del cuadriceps) de hombres y mujeres, un grupo de investigadores observó que las mayores diferencias se dan en la parte superior del cuerpo (afortunadamente para las coredoras).

Así, concluyó que «Los datos sugieren que la mayor fuerza de los hombres se debió principalmente a las fibras más grandes…» y que la diferencia de fuerza en la parte superior del cuerpo se puede deber a  una menor proporción del tejido magro distribuida en el cuerpo superior.

UTILIZACIÓN DE ENERGÍA

Las contracciones musculares pueden ser abastecidas de energía por:

– Los carbohidratos (almacenados en forma de glucógeno hepático y muscular, así como de la glucosa en sangre)

– La grasa

El glucógeno almacenado en tu cuerpo, sumado a lo que puedas consumir mientras corres, es una fuente de energía limitada y por ello en las largas distancias no se puede depender de él.

Afortunadamente, las grasas almacenadas en nuestro cuerpo son una fuente casi ilimitada de energía (puedes correr mas de un maratón -42 k- con ellas) y por ello son tan importantes para quienes correr durante una buena cantidad de horas.

Incluso los corredores que tienen una escasa cantidad de grasa acumulada y se ven muy delgados, tienen suficiente grasa almacenada para proveer de la energía necesaria para correr más de un maratón.

Las mujeres tienden a utilizar más grasa como energía y depender menos de las proteínas y los carbohidratos (incluso corriendo a la misma intensidad que un hombre.

flickr photo by SandyJo Kelly. http://flickr.com/photos/ntxpeach68/6785168533 shared under a Creative Commons (BY) license

Human variation in skeletal muscle fiber-type proportion and enzyme activities Http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4111134/#R176

Gender differences in strength and muscle fiber characteristics. 
http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/8477683

Sex Differences in Human Fatigability: Mechanisms and Insight to Physiological Responses http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4111134/

Loading...
loading...