SACRIFICIOS

Correr un maratón (42.195 metros) requiere de una considerable fortaleza física y mental. Los obstáculos y dificultades son muchas, y por ello es un verdadero desafío.

Aunque el día de la carrera es el gran día de ponerse a prueba y demostrar qué tan fuerte eres, lo cierto es que el maratón comienza a correrse desde el primer entrenamiento.

La preparación de un maratón es dura, exigente y larga, y por ello suele ser “obligatorio” realizar una serie de sacrificios en pos de una mejor forma física y rendimiento.

A continuación te contamos los siete típicos sacrificios de los maratonistas y te invitamos a contarnos cuáles nos han faltado.

SIETE TÍPICOS SACRIFICIOS DE LOS MARATONISTAS

CONDUCTAS UN TANTO HUMILLANTES

Puede ser un poco fuerte leer esto, pero son las palabra que mejor representa lo que a veces les pasa a los maratonistas.

Quienes han corrido un maratón saben que es dura; el cansancio es imposible de evitar (hasta los elites lo sufren) y muchas veces es normal que las circunstancias te “obliguen” a comportarte de maneras inimaginables.

Corredores que pierden el control del esfinter en medio de la carrera y siguen corriendo, la necesidad de orinar en un árbol o cualquier lugar la calle, son solo algunos típicos ejemplos.

EL BUEN GUSTO

En aras del rendimiento son muchos los maratonistas que se ven obligados a sacrificar el buen gusto al correr. Así puedes ver a mujeres escupiendo, hombres rascando sus partes sin pudor y otras tantas conductas que suelen ser raras ver otras circunstancias.

ALGUNAS COMIDAS

Si quieres correr al máximo y mantenerte saludable, inevitablemente deberás tener que tomar la decisión de sacrificarte a la hora seleccionar tus comidas y evitar la comida basura.

El entrenamiento para un maratón,  exige al máximo todo tu cuerpo, y para que lo soportarlo, va a necesitar de muchos nutrientes que deben ser provistos a partir de la alimentación diaria. 

Aunque la alimentación es importante en todas las distancias, en un maratón será clave que lleves una alimentación equilibrada y adecuada para soportar las exigencias a las que te someterás.

Verduras, frutas, cereales, frutos secos y fuentes de proteínas, deberán dominar tu dieta, manteniéndose alejado de los alimentos basura. 

TU ECONOMÍA

Es verdad que correr es una actividad física que en principio resulta barata y no debería afectar tu economía. Sin embargo, para un maratonista las cosas suelen ser diferentes.

El elevado volumen de entrenamiento aumenta considerablemente el desgaste de tus zapatillas y del resto de la indumentaria que utilizas para correr. Ello te obligará a tener más de un par , lo que inevitablemente aumentará tus gastos.

Si a eso le sumas el costo de las carreras preparatorias, la utilización de suplementación (para las carreras o entrenamientos) y una alimentación saludable (lamentablemente suele ser más cara que la basura), es probable que gastes más dinero del que tenías pensado originalmente.

HORAS DE TV

Si eres (o deseas ser) un maratonista saludable y con buenos rendimientos, deberás sacrificar horas de tv. No porqué ver tv sea necesariamente malo, pero hay formas más productivas de aprovechar tu tiempo.

Más entrenamientos, más entrenamiento cruzado, más descanso activo, más masajes, mejor alimentación, son algunas de las cosas que suelen ser más valiosas para un maratonista.

COMPARTE si te sientes identificado. https://www.facebook.com/2142runners

Posted by 21.42 Runners on Tuesday, August 5, 2014

QUEDARSE EN CASA CUANDO LLUEVE O HACE FRÍO

No siempre hay buen clima, y muchas veces toca correr con lluvia o frío. Un maratonista suele ver obligado a sacrificar el confort de quedarse en su casa y cambiarlo por el esfuerzo y la dedicación de correr pese cualquier factor climático.

VIERNES Y SÁBADOS DE FIESTA

Los fines de semana suelen ser perfectos para las fiestas y los eventos sociales (al menos para la gente normal); viernes y sábados por la noche son ideales.

Sin embargo, para un maratonista (en realidad para la mayoría de los corredores) es normal que los fondos y las carreras se corran los sábados y domingos por la mañana. Esto significa un verdadero  sacrificio para quienes aman las fiestas y la noche.

Además, ocupar buena parte de tu tiempo para entrenar, descansar y realizar tus actividades laborales/universitarias, probablemente afecte tu vida social.

Además de la falta de tiempo, probablemente haya días donde estarás realmente cansado y debas sacrificar alguno  de tus compromisos sociales.

Si no estás dispuesto a perderte alguna que otra fiesta o reunión con amigos/familia, quizás no sea el mejor momento para probar las largas distancias.

flickr photo by soniasu_ http://flickr.com/photos/sonia_su/8653472970 shared under a Creative Commons (BY) license

 

loading...
Loading...

Comentarios